"El trabajo o tarea no tiene valor en sí mismo, sino que es la evidencia o prueba que demuestra el desarrollo de hábitos positivos denominados, en nuestro modelo educativo, como competencias, las cuales no son otra cosa que la práctica eficaz de conocimientos y habilidades, por lo tanto, no sirve de nada entregar TODAS las tareas si estas no son la evidencia del desarrollo de dichos hábitos a los cuales los filósofos de la antigua Grecia llamaban virtudes.

Un hábito positivo (virtud) es, por ejemplo, saber decidir sin precipitación y considerando correctamente las circunstancias. Un hábito negativo (vicio ), en cambio, es el "atontamiento" que lleva a decidir sin pensar y a modificar muchas veces, y sin sustento, las decisiones. La virtud concentra, mientras que el vicio dispersa las fuerzas".    - Prof. Alfonso Arriaga -

Bienvenido, es el visitante número:



Fecha de creación: 29 de agosto de 2009
Fecha de actualización: 02 de julio de 2016

Elaborado por: Prof. José Alonso Flores Gómez
e-mail: josealonso.flores@iems.edu.mx
Instituto de Educación Media Superior, Ciudad de México






Evaluación del sitio en woorank.com